Zeus es un mestizo de 11 años que acude a nuestra clínica  para una consulta de especialidad debido a que manifiesta un cuadro de conjuntivitis de varios meses de duración. En la actualidad presenta una úlcera corneal en el ojo derecho.

ulcera córneal

ulcera córneal

Los signos clínicos incluyen: hiperemia conjuntival, blefarospasmo, edema corneal, vascularización corneal profunda, presión intraocular de 11 mm Hg, test de Schimer 25 mm/ minuto; test de Fluoresceína positivo en 2/3 partes de la córnea del ojo derecho, manifestando una úlcera de bordes desprendidos de unos 8 mm de diámetro aproximadamente. A la exploración del saco conjuntival inferior observamos la presencia de vermes vivos.

Sedamos al animal y extraemos con pinzas los adultos del parásito y para el tratamiento de la úlcera realizamos un fresado con diamond burr y una tarsorrafia temporal. Se prescribe antibioterapia local de cobertura.

A la semana se revisa al animal y se mantiene ya únicamente con terapia tópica.

La observación al microscopio nos permite comprobar que las larvas corresponden a  Thelazia spp. Complementamos el tratamiento con dos dósis de milbemicina separadas 7 días entre sí para eliminar las larvas y huevos que hayan podido quedar.

La Thelaziosis se considera una enfermedad emergente en Europa, se transmite a través de una mosca ( “mosca de la fruta”) que deposita los huevos en el ojo del hospedador ( perros, rumiantes o incluso el hombre). De estos saldrán larvas y adultos, que  alimentan de secreciones conjuntivales y provocan irritación de la zona por su contínuo movimiento. Se pueden producir úlceras secundarias, que son debidas al rascado de los ojos por el picor que produce el movimiento del parásito, el cual se ha visto en algún caso que puede incluso llegar a penetrar en el interior del ojo.

 

En el siguiente vídeo se observan Thelazias en movimiento  (advertimos que puede resultar muy explícito)

Vídeo dónde se observa la Thelazzia en movimiento en el saco conjuntival