Clínica Veterinaria Romareda gato para transportar

Consejos para el transporte del gato a la clínica

Si el gato tiene libre acceso al transportin es mas fácil que entre por si solo y que esté más tranquilo en su interior.


A muchos gatos les produce estrés cambiarlos de territorio, por eso las visitas a la clínica pueden producir cierto grado de ansiedad que se puede minimizar de forma muy sencilla


Caja de transporte : La caja de transporte debe ser sólida, que permita separar completamente la parte superior de la parte inferior y que tenga apertura por delante. Debemos colocar la caja en un lugar accesible para el gato unos días antes de utilizarlo, para que lo considere un elemento familiar, e introducir una toalla o mantita que pueda reconocer, para ello podemos frotar con suavidad el trapo en el mentón y la cara del gato o utilizar feromonas comerciales Feliway®.


La introducción del gato en la caja de transporte debemos realizarle con delicadeza, si no es posible, envolveremos al gato en una toalla impregnada en feromona, y si se pusiera muy nervioso, consultaremos al veterinario acerca de la administración de medicación para evitarle el estrés.

Durante el trayecto: Si el viaje es en coche, el transportin deberá ir sujeto con el cinturón de seguridad para que se mueva lo menos posible durante el viaje. Por la calle evitaremos balanceos. Es aconsejable llevar la caja cubierta con una funda o toalla para evitar el contacto visual del gato con el exterior, ya que esto suele ser causa de estrés.

En la recepción de la clínica: Siempre mantendremos la caja en alto, encima del mostrador. Disponemos de un area en la sala de espera separada para gatos, identificada con un cartel, en la que hay un mueble para colocar las cajas de transporte de tal forma que no tengan contacto visual con los perros, si fuera necesario le proporcionaremos una toalla para cubrir el transportin.

En la clínica: Disponemos de una consulta exclusiva para gatos, en la que además de un dispositivo de feromonas tenemos el material necesario adaptado al tamaño de nuestros felinos. Nuestro equipo de profesionales está formado para hacer la visita lo mas agradable posible.

Vuelta a casa: Siguiendo los mismos consejos durante el trayecto, al llegar a casa abriremos la puerta de la caja y dejaremos que salga tranquilamente, cuando esté preparado para ello.

Si viven varios gatos en la misma casa: Lo ideal es que vengan todos juntos la clínica, si no puede ser, cuando regrese el gato que ha estado fuera, debemos dejarlo en una habitación dentro de la caja y observar las reacciones de los otros gatos. Si están tranquilos abrimos el transportin, si observamos malestar o tensión, lo llevamos a otra habitación durante un día para que coja de nuevo los olores de la casa y volvemos a intentar la introducción , empezando de nuevo solo con contacto visual, dentro de la caja .

Estos son algunos de los consejos más importantes.

Si tiene cualquier duda, consúltenos

0 0

Dejar un comentario