DEMODEX AL MICROSCOPIO

La demodicosis es una enfermedad producida por una proliferación de un parásito cutáneo llamado Demodex canis en el perro y en el gato Demodex catis y Demodex gatoi. Es una enfermedad más frecuente en perros que en gatos. Habita en los folículos pilosos y se alimenta del sebo que produce el pelo y detritus epidérmicos La transmisión es por contacto directo de la madre a sus cachorros cuando nacen. Todo el ciclo biológico del parásito ocurre en la piel, y consta de cuatro fases: comienza por la puesta de los huevos por parte del parásito adulto, luego evolucionan a larvas con 6 patas, estas a ninfas con 8 patas y por último adultos, que siguen teniendo 8 patas. Los adultos sobreviven muy poco tiempo fuera del perro.

 

DEMODICOSIS CANINA:

DEMODEX AL MICROSCOPIO

DEMODEX AL MICROSCOPIO

Demodex canis es un parásito comensal (se encuentra en perros sanos) por ello la demodicosis (enfermedad) se asocia a factores que desencadenan su proliferación. Entre estos factores se encuentran los factores genéticos, heredabilidad o inmunosupresiones que producen que unos animales manifiesten enfermedad y otros no. Existen razas más predispuesto que otras: Bulldog Inglés, Bulldog Francés, Shar-pei, West Highland White Terrier, Gran Danés o Weimaraner entre otros. Las síntomas clínicos son variables de un animal a otro, además, la enfermedad puede aparecer con diferentes presentaciones: localizada o generalizada. Demodicosis localizada; como su nombre indica aparece circunscrita en un área. Es más frecuente entre los 3 y los 6 meses de edad. Las lesiones se presentan con descamación, pérdida de pelo, alopecia, en ocasiones acompañado de picor. Las presentaciones habituales son cabeza, cuello, extremidades delanteras y tronco. Las patas pueden aparecen como la única región infectada en éste caso se denomina pododemodicosis, y pueden llegar a producir cojeras. Está presentación puede generalizarse. Demodicosis generalizada; ésta puede aparecer tanto en perro adultos como en cachorros. Puede ir acompañada de infección bacteriana secundaria. Los síntomas en éste caso no son muy específicos, puede aparecer picor (en  caso de infección), alopecias o pelo con poca densidad, hiperpigmentación, pústulas, fístulas, e incluso dolor. Si la enfermedad aparece exclusivamente en la edad adulta, sin ningún tipo de presentación previa de cachorro debe plantearse la presencia de una enfermedad que produzca la bajada de defensas y haga que los parásitos proliferen. Para realizar el diagnóstico de la enfermedad es necesario encontrar los ácaros, para ello es necesario hacer:

  • tricogramas: estudio del pelo al microscopio
  • raspados de la piel de las diferentes áreas infectadas
  • biopsias cutáneas: en casos muy particulares

El tratamiento suele ser efectivo, siempre que se trate la causa primaria si existe y se sea constante. Hay que hacer raspados de control periódicos durante un año, para asegurar que el animal es negativo. En hembras no castradas puede reaparecer la enfermedad con el celo, por ello se recomienda la castración de estas hembras, además del factor genético de la enfermedad.

DEMODICOSIS FELINA: Es una enfermedad mucho menos frecuente en los gatos que en los perros. Los síntomas son similares a los del perro, puede aparecer picor de mayor o menor intensidad, pérdida de pelo, costras o erosiones Para el diagnóstico se utilizan los mismo medios que en el perro: tricograma y raspados. El examen de los raspados cutáneos de forma periódica es igual de importante en los casos de demodicosis felina como canina. La existencia de enfermedades subyacentes suele hacer que el pronóstico sea desfavorable en la edad adulta y en casos de enfermedad generalizada.