Ecocardiografía válvula mitral

Las enfermedades cardíacas pueden afectar a animales de todas las edades, desde cachorros ( enfermedades cardíacas congénitas) hasta adultos (cardiopatías adquiridas).

La Enfermedad Valvular Crónica es la enfermedad cardíaca más frecuente el perro. Afecta sobretodo a perros pequeños, de menos de 20 kg, siendo  razas predispuestas el Cavalier King Charles Spaniel, Caninche, Teckel,Pequinés, Schnauzer miniatura… Se observa con mayor frecuencia en animales mayores, aunque en algunas razas, como el Cavalier King Charles Spaniel, puede aparecer a edades tempranas, por lo que se recomienda la realización de chequeos de forma precoz.

Afecta sobretodo a la válvula mitral, también se conoce con el nombre de degeneración mixomatosa de la válvula mitral, endocardiosis mitral, o degeneración crónica de la válvula mitral.

Al degenerarse la válvula se va deformando, lo que hace que no cierre adecuadamente. Al contraerse el corazón en cada latido, la sangre que debería ser bombeada, retrocede desde el ventrículo a la aurícula.

El organismo reacciona a este problema con mecanismos compensatorios, pero con el paso del tiempo dejan de ser eficaces, produciéndose una insuficiencia cardíaca congestiva, que acaba en un edema de pulmón.

Los principales síntomas, como las de todas las enfermedades del corazón, son debilidad, cansancio, tos y aumento de la frecuencia respiratoria. El edema de pulmón es una patología muy grave,  que puede causar la muerte si no se trata adecuadamente, siendo necesario tratamiento intrahospitalario y oxigenoterapia.

En los chequeos rutinarios, ponemos especial atención en la auscultación, ya que antes de que  aparezcan estos síntomas, podemos detectar la aparición de un soplo.

Los chequeos cardíacos comprenden, además de la auscultación, la realización de electrocadiograma y pruebas diagnósticas de imagen (radiografías y ecocardiografías).

Con el electrocardiograma estudiamos la actividad eléctrica del corazón, es esencial para el estudio de las arritmias. En ocasiones puede ser necesaria la realización de un electrocardiograma Holter, que consiste en la monitorización electrocardiográfica durante 24 horas.

Las radiografías de tórax nos permiten valorar el tamaño del corazón y el parénquima pulmonar.

La ecocardiografía nos permite evaluar el corazón en movimiento, aportando información del tamaño y del funcionamiento del mismo. Con la ecografía doppler, además conseguimos estudiar el funcionamiento de todas las válvulas cardíacas.

La realización de este tipo de chequeos  es importante porque nos permite una detección precoz de la enfermedad cardíaca, e iniciar si es necesario un tratamiento con el que conseguiremos retrasar la progresión de la enfermedad, aumentado así la tanto la esperanza como la calidad de vida de nuestras mascotas.